Conscientes de que toda actividad industrial tiene un impacto en el medio ambiente, en INDALVA tenemos definido un claro y estrecho compromiso para mejorar nuestros procesos de producción y reducir al máximo los riesgos que nuestra actividad pueda derivar.

Fuimos una de las primeras empresas del sector fitosanitario en recibir una certificación mundial conforme a la norma internacional de Gestión Ambiental ISO 14001. Nuestro código de comportamiento medioambiental empieza desde la selección de las materias primas hasta la cantidad de energía que empleamos para fabricar nuestros productos.

Hemos hecho del compromiso ambiental parte de nuestra estrategia empresarial y lo fomentamos entre nuestros empleados con un programa de formación inculcando que nuestra orientación por la preservación ambiental vaya más allá de cumplir con nuestras obligaciones legales y la aplicación de la normativa. Hemos adoptado un plan de reciclaje en todas nuestras plantas de producción tanto por motivos ambientales como económicos. Además, la tecnología de fabricación que empleamos nos permite generar productos concentrados, lo que en términos de transporte se traduce en máximo rendimiento del espacio minimizando las emisiones de CO2 a la atmósfera.