El carácter de empresa familiar del que goza Indalva lo hemos extendido a varios niveles aplicando el trato cercano tanto interna como externamente.

A nivel interno fomentamos el diálogo y la armonía entre nuestro equipo humano. Esto lo acompañamos con una filosofía de conciliación entre la vida laboral y la familiar conscientes de que ello redunda en mayor compromiso con la empresa y en consecuencia, en aumento de la productividad del personal.

A nivel externo, más que un proveedor, nos definimos como un aliado de quien nos contrata. Invertimos en nuestras relaciones comerciales para ofrecer atención personalizada. Escuchar y entender bien lo que desean alcanzar con el producto que nos encargan es una premisa básica que nos garantiza la satisfacción del cliente.

Nos sentimos orgullosos de conservar nuestra clientela durante varias décadas, al tiempo que atraemos nuevos contactos. Grandes multinacionales europeas y americanas, cuyo criterio de selección de fabricantes es riguroso con altos parámetros de exigencia, se encuentran en nuestro listado de contratantes.